5 factores on-site que indican una buena optimización

Llegado el momento de revisar la optimización de un sitio web por primera vez, un buen SEO va a revisar un mínimo de 5 elementos para poder formar una opinión acerca del estado de optimización del mismo. Cabe destacar que estos factores son on-site (léase, en el sitio) y que sólo son la punta del iceberg. Hay muchos otros factores que deben revisarse pero acá te mencionamos algunos de los principales.

 

  1. Fijarse que el sitio esté indexado en Google: Correr un site:dominio.com en Google es un fundamental primer paso para poder determinar si el sitio sufrió una penalización, si existen problemas de indexación, etc. Si el sitio a optimizar tiene cientas de páginas pero sólo un puñado de ellas aparecen en los SERPs, entonces lo más posible es que exista un problema de visibilidad y/o indexación. Por lo contrario, si sabés que el sitio tiene un par de decenas de páginas pero están apareciendo cientas (o miles) de páginas indexadas en Google, entonces también hay un problema.
  2. Fijarse que Google pueda leer el contenido de tu sitio: Si tu sitio está correctamente indexado en los buscadores pero su contenido no es legible, lo más posible es que no posiciones para las palabras claves que estás targeteando (salvo que tengas una cantidad masiva de links entrantes, pero ese es un tema para otro post). Si querés saber cómo Google ve al contenido de tu sitio podés revisar el cache y la versión de texto. Si no encontrás el contenido ahí, Google no lo estaría levantando.
  3. Revisar el código fuente para detectar elementos no indexables: Hay ciertos elementos que Google y los demás buscadores no indexan. Entre ellos está el texto dentro de una imagen, iframes, Ajax, Flash y el proverbial JavaScript, entre otros. Si la mayoría del contenido (o el contenido más importante de la página) está mostrado en una de esas formas, vas a tener que modificar tu código fuente. Muchas veces los sliders, carruseles de imágenes, etc. están hechos en JavaScript pero se puede lograr un efecto similar con CSS o HTML5.
  4. Auditar los tiempos de carga del sitio: Si el sitio está correctamente indexado y visible para Google pero tarda un minuto en cargar, tus rankings no van a ser muy altos (pero tu bounce rate sí). Si tus páginas tardan más de entre 2 y 3 segundos en cargar, vas a tener que optimizar el contenido para que todo cargue más rápido. Más acerca de cómo hacer esto en otro post.
  5. Revisar las URLs: Nunca se debe subestimar la importancia de una URL optimizada para SEO. Si tu sitio no tiene una estructura de URLs unificada, si tus URLs no contienen keywords que describan el contenido de la página, si mezclan mayúsculas y minúsculas, contienen parámetros cuando no hace falta, etc. entonces va a hacer falta optimizarlas. No te olvides de leer nuestro post que enseña a crear URLs amigables para SEO con Excel.

Hay muchísimos factores importantes que hacen falta optimizar pero estos suelen ser los más importantes. Si todos estos elementos están bien optimizados, tu sitio estaría correctamente encaminado. Para más información acerca de otros elementos on-site y cómo optimizarlos, estate atento a futuros posts.